Pasar al contenido principal

Main Area

Main

Ciro Fogliatta: El rock del gato

Image

¿Cuándo comenzó tu formación musical? Cuando cumplí 11 años mi padre me mandó a tomar clases de piano. Estudié primero con una profesora cordobesa que me llevó muy bien e hizo aflorar mi interés por la música y el instrumento. También estudié un poco de clarinete, posiblemente un año. Aprendí los rudimentos con un profesor que vivía en mi barrio y luego lo intenté con uno de los mejores maestros de clarinete de Argentina, Grisiglione [Mariano, de Los 5 Latinos], pero solo tomé unas pocas clases y abandoné.

¿Cuáles fueron las primeras músicas que te impactaron? Cuando escuché grabaciones de las bandas negras de jazz de los años 20. También quedé muy impresionado con el rhythm and blues de Nueva Orleans al escuchar a Little Richard.

¿Había piano en tu casa de Rosario? Al poco tiempo de empezar con las clases mi padre compró un piano. En Rosario había dos fábricas de piano que abastecían a la casa Breyer de Buenos Aires, la cual luego le ponía su marca. Mi padre compró un piano directo a la fábrica en Rosario y tenía una marca, creo que era Skudelmann o algo parecido.

¿Cómo era el contexto musical en Rosario en el cual nacieron The Wild Cats, el antecedente a Los Gatos Salvajes? Musicalmente, a principios de los 60, Rosario era muy interesante. Había un revival del jazz (rebote del que hubo en USA en los '50). Muchas Jazz y Dixieland Bands. El incipiente rock'n roll local daba sus primeros pasos en la periferia de la ciudad con el grupo Dani Alfaro y sus Rocketts. En la radio todavía se irradiaban los clásicos boleros y tangos. La música pop en castellano era Billy Cafaro de Buenos Aires y algunos cantantes locales hacían y grababan música para jóvenes. También estaban las clásicas orquestas de los '50 como Casaloma. En el jazz clásico la del guitarrista Grande Castelli y músicos fenomenales como el trompetista Franco Corvini y el pianista Mario Ibañez con su sexteto de Jazz Moderno. Los Beatles todavía no eran conocidos. Tampoco ninguno de los grupos del MerseyBeat inglés. Solo algo de rock'n roll y rhythm and blues norteamericano y los grupos de rock mejicanos que ya cantaban y hacían sus versiones en castellano. También se escuchaba a artistas franceses muy importantes como Johnny Halliday o Richard Anthony.

¿Cuáles fueron los primeros órganos que tocaste? No recuerdo haber tocado algún otro órgano antes que el Farfisa. Eso fue cuando estaba con Los Wild Cats a mediados de 1964 y me lo compré en Casa América que quedaba en la Av. de Mayo, en Buenos Aires.

¿Cómo eran las grabaciones que Los Gatos Salvajes hicieron para Music Hall en 1965? Grabábamos en los estudios que el sello Music Hall tenía en la calle Uriburu 40, en Capital. Nos daban horarios sobre todo por la mañana y los turnos eran de dos o tres horas. Se grababa en dos canales. Una vez, el director de prensa de Music Hall, Jorge Montes, entró a husmear a la sala mientras estábamos grabando la canción "Yo quisiera saber". Se quedó escuchando unos segundos hasta que explotó en un: "Che pibe, ¡pero esto es un blues!". En esa época los long-plays se editaban con grabaciones que se iban juntando de algunos singles o discos dobles. Los Gatos Salvajes no tenían casi experiencia en estudios de grabación. Sólo habíamos grabado un single con Los Wild Cats aquí en Buenos Aires (con Rubén Rojas de cantante) y un demo con dos canciones (en Rosario) cuando entró Litto Nebbia al grupo.

¿Qué te sucede cuando volvés a escuchar esas grabaciones luego de 40 años? Tuve una grata sorpresa cuando volví a escuchar, luego de tanto tiempo, el antiguo long play remasterizado cuando salió reeditado en CD por Melopea en el 2005, como parte del reencuentro que hicimos con Los Gatos Salvajes. Esa remasterización se hizo a partir de un vinilo virgen que nos prestaron. El sonido es muy bueno y mejorado de las ediciones anteriores, además los temas están bien tocados, con swing y estilo.

Los Gatos

¿Cuál es tu época preferida de Los Gatos? ¿En qué cambió, según tu opinión, la música de Los Gatos con el ingreso de Pappo? La época que más me gustó fue la del long play Seremos amigos [1968]. Creo que la música de Los Gatos no cambió con el ingreso de Pappo al grupo. El cambio se debió a la información recogida en vivencias y experiencias de nuestra estadía en el Nueva York en 1969. Pappo se adaptó muy bien a las exigencias rockeras del conjunto, sobre todo por su talento y estilo para tocar blues.

¿Qué hiciste en el 69 en Nueva York? En ese año me fui a vivir a Nueva York porque necesitaba contrastar las experiencias vividas en la Argentina. Tuve suerte porque fue un año muy importante para la música y los movimientos sociales. Una experiencia me marcó para toda la vida. Apenas llegué me compré un órgano Hammond L-122 y antes de volver adquirí dos cabinas Leslie. Además pude ver en directo a varios artistas: Jimi Hendrix Experience, The Band, The Byrds, Procol Harum, Paul Butterfield Blues Band, Chuck Berry, Humble Pie, Santana, John Lee Hooker, Chico Hamilton Quintet, Bonzo Dog Band, Otis Spann, Chicago Transit Authority, Spirit, The Who, Luther Johnson, Frank Zappa and the Mothers of Invention, Albert King, The Silver Apples, etc.

¿Tenés noticias de la existencia de una grabación casi profesional de Los Gatos en el Gran Rex del año 70? Sí, es verdad que hay una grabación de ese concierto y hace ya unos meses que la tengo. No es una grabación profesional pero se puede escuchar bien.

España

¿Por qué te fuiste a España a fines de los '70? No es difícil de explicar. Por la situación de la Argentina en el 79, el año en que me fui. Asfixiante en lo social, había persecuciones a sectores de la sociedad y a músicos en particular. No se podía salir a la calle sin pensar que podías terminar en una comisaría toda la noche y con posibilidades de violencia y torturas.

¿Cómo fue que comenzaste a tocar en el grupo de Andrés Calamaro? La posibilidad de entrar en la banda de Calamaro fue en el '97. Con él empecé a girar por España y Sudamérica y me permitió, luego de largos años de underground, estar en contacto nuevamente con públicos jóvenes y multitudinarios. También me dio la posibilidad de conocerlo a Andrés y su música. La banda que armó en el 97 fue y será inolvidable para mí y creo que es una de las mejores bandas de rock en las que yo haya tocado alguna vez. Interpreto a Andrés y su música como un puente entre la generación de los '60 y '70 y, tal como dice Nebbia, veo conexiones entre su música y la de los primeros Gatos.

¿Cuál creés que fue el principal aporte de Calamaro en el rock español? Andrés dijo una vez que los músicos argentinos que llegamos y participaron en la movida española de fines de los ?70 le aportamos "seriedad" al rock español. Se podría decir que la llegada de Calamaro a fines a principios de los ?90 terminó de afirmar ese concepto y produjo el primer éxito masivo de un rocker argentino en España.

¿Qué podés adelantar de tu próximo disco? Que está casi terminado pero pendiente hace más de un año de la edición. Y todavía está sin título. Tiene un estilo más deslizado hacia el swing y la canción, conservando la idea de rhythm and blues característica de mi repertorio. Hay invitados importantes como Andrés Calamaro, Carlos Barbieri (el hermano del Gato), Bernardo Baraj y entre otros.

2017 Recorplay Música. Todos los derechos reservados.