Pasar al contenido principal

Main Area

Main

Guillermo Arrom: el guitarrista del jazz rock argentino

Arrom

Entrevista: Luis Mojoli
Foto de portada: Laura Tenembaum

Integró Monos con Navajas, grupo clave del jazz rock argentino. Con ellos tocó con Scott Henderson y fueron grupo soporte de The Zawinul Syndicate en el concierto que ofreció en Buenos Aires. The Zawinul Syndicate, fue el grupo de Joe Zawinul, fundador y líder de Weather Report, la banda más influyente de la historia del jazz rock.

Insam

Otra de sus experiencias más destacadas con Monos con Navajas fue el concierto en Prix D’Ami (Buenos Aires) en noviembre de 1992, donde se presentaron como invitados especiales del gran guitarrista Scott Henderson.

Guillermo Arrom, grabó parte de los discos más importantes de la carrera solista de Luis Alberto Spinetta. Fue el guitarrista desde Tester de violencia hasta Pelusón of milk. Radicado en España, tocó en la orquesta nacional de Jazz.

Junto con Machi Rufino y Luis Ceravolo le dieron vida a A 18 Minutos (inspirado en el disco más resistido por el público de Spinetta y uno de los preferidos de Luis Alberto), y debutaron en La Trastienda en 2015. En la actualidad A 18 minutos está formado por Álvaro Torres (teclados y voz), Pato Resico (bajo y voz) Luis Ceravolo (batería) y Guillermo Arrom (guitarra). De esta última formación grabaron Inéditos 1 y ya están preparando Inéditos 2.

Arrom1

Guillermo Arrom con Anacrusa

¿Cómo fueron tus inicios como músico?

Mis comienzos como músico tienen relación directa con mi hermano mayor. (Somos tres hermanos, yo soy el más chico). El más grande tocaba la batería, yo lo veía ensayando con algunos grupos. El del medio es guitarrista, estudiaba con Walter Malosetti y me enseñaba los acordes para que lo acompañe, y él practicar las melodías y los solos. Indirectamente estudié con Walter Malosetti. Ya en el secundario entré en la banda del colegio Ward donde estudié también trompeta y aprendí a tocar el banjo. Yo le debo mucho a Ulises Butrón en mi estilo de tocar rock y pop. Por su manera de tocar y pensar el sonido con los efectos. Yo no usaba efectos y empecé a usar algunos a partir de estar con Ulises, de conocerlo. Además me propuso para su remplazo en la banda de Spinetta en la época que hacían Privé.

¿Cómo fue ese primer encuentro con Luis?
Yo llegué a la sala de ensayo y me recibieron los asistentes, a quienes conocía de otros proyectos. Trabajaban también en una banda que tocaba con el Pollo Raffo que se llamaba “El Güevo” y me armaron los equipos. Ahí lo saludé a Luis. Había preparado tres canciones: “Camafeo”, “Resumen Porteño” y “Serpiente de Gas”. Tocamos Camafeo, terminó el tema y vino Luis y me dio un abrazo, los dos con las guitarras puestas, me dijo: “bienvenido a la banda”. Ese fue nuestro primer encuentro.

Arrom y Spinetta

Arrom y Spinetta, zapando.

Tocaste en Monos con Navajas que fue un poco la continuidad de El Güevo. ¿Esto lo ves así?

Lo que pasa es que en la dirección estaba, además de Pollo Raffo, Willy Gonzalez. Su aporte era fundamental. Fue una continuidad de la manera de trabajar del Pollo Raffo. De la improvisación libre y la improvisación simultánea dentro de estructuras. Hubo un momento donde ensayamos seis veces por semana, un mes antes de ser soporte de The Zawinul Syndicate. Tocamos dos noches antes que ellos en el auditorio Belgrano. Podíamos tocar cinco canciones, entonces nos juntábamos y empezábamos con standards de jazz y después pasábamos dos veces cada canción y cada uno a su casa. Así lo hicimos un montón de tiempo y se notó en la performance. Estuvo muy bueno.

¿Qué guitarras usaste en la grabación de Tester de Violencia?
Tester de Violencia lo grabé en parte con una Ibanez Roadstar, una guitarra española valenciana, una acústica de Luis y una Kramer que me compró el Flaco cuando se nos incendió el micro y yo perdí mi guitarra Ibanez. Y en algún otro tema usé una Gretsch Country Club que todavía tengo. Y en vivo usaba las mismas guitarras con las que grabé. Excepto la guitarra criolla que en vivo no la usábamos.

¿Cómo fue la grabación de Tester en estudios Del Cielito?
Luis me pasaba arreglos literales hasta la posición exacta que tenía que tocarlos y en otros temas me daba libertad. O me sugería y yo interpretaba. O sea, era un poco de las dos cosas. Ese disco lo tocamos un año entero antes de grabarlo, o sea que la banda estaba muy ensayada para el disco. Fue una experiencia muy linda, era invierno.

En el medio de la grabación del disco se fueron de gira a Córdoba y tuvieron un accidente, perdieron los equipos e instrumentos. ¿Cómo fue ese momento?
Sí, había un problema en la calefacción del micro y tuvimos que parar para abrir el buche y apagar la calefacción. Pero entró viento y se prendió fuego el asiento mío y el de Luis. Por suerte ya habíamos bajado. Pero perdimos los equipos e instrumentos.
Nos ayudó mucho la Mona Gimenez y músicos de Córdoba que enviaron un micro y nos prestaron los instrumentos. Esto nos agarró a mitad de camino en Marcos Juárez. Luis nos preguntó: “¿qué hacemos?” Todos decidimos seguir adelante. Tanto Luis como yo pensamos que fue el peor show de esta banda, pero a lo largo de los años escuchando la grabación no fue tan malo. Lo qué pasa que no estábamos acostumbrados a sonar con otros instrumentos y ese detalle luego a la distancia no se percibe tanto.

¿Ya habías grabado en Del Cielito ?
Del Cielito es un estudio que me gustaba mucho, fui en dos o tres ocasiones acompañando a Pablo Rodríguez (saxofonista) cuando grabó con los Ratones Paranoicos el famoso solo de “El rock del pedazo”. También grabé con La Nuca, una banda que en ese momento nos producía y tocaba un poco con nosotros Fito Páez junto a Fena y Claudio Martínez.

También grabaste Don Lucero, Exactas y Pelusón of Milk. ¿Qué nos podés contar de la grabación de esos discos?
Don Lucero se grabó en el estudio de Luis; en ese momento se llamaba “Cinta Calma” y el slogan era ‘su soplido amigo’. Luego el estudio pasó a llamarse La Diosa Salvaje. Lo mezclamos en estudios Del Cielito. En el bajo ya no estaba Machi, estaba Javier Malosetti. Después hicimos “Exactas” en la facultad, fueron cuatro conciertos (debe haber mucho material sin editar) con los mismos músicos. Excepto en la batería que no estaba Jota (Morelli) y lo reemplazó Marcelo Novati, gran baterista también.
Luego en Pelusón of Milk volvió Jota. Fue un disco que hizo más Luis solo. Colaboré en seis temas, fue muy interesante. Grabamos temas de los que más me gustan: “Cielo de ti”, que lo grabamos tocando juntos con Luis, Javier Malosetti y yo. Luis lo cantó inmediatamente después. También hay una versión que la canta en el momento, pero no está en el disco. Estará por algún lado. Hice un trabajo especial en “Cruzarás”: él me pidió un arreglo que sea como un acompañamiento pero que no sea con acordes. Parece que estuviera improvisando algo pero fue el descarte de un arreglo que comenzó con muchas notas y se fue haciendo a lo largo de tres o cuatro días. También grabé “La Montaña”; ahí grabamos los dos solos.

Lupano, Malosetti, Arrom

Lupano, Malosetti y Arrom en Madrid.

Tocaste con Scott Henderson y grabaron un video que se agregó al disco 9095 de Monos con Navajas. ¿Cómo fue tocar con Scott Henderson? ¿Qué recuerdos tenés de la grabación del video?
Scott Henderson vino a la Argentina a realizar una clínica por intermedio de la escuela de música ITMC donde integrantes de Monos con Navajas éramos profesores. Surgió la idea de que él fuera el guitarrista de Monos durante su estadía en Buenos Aires y que tocáramos temas de Scott y algunos de la banda. Yo no iba a tocar. Pero Scott escuchó el material, vio las partituras, aceptó y pidió que el guitarrista toque las melodías y que él haciera los solos. Cuando llegó a Buenos Aires, en vez de ir al hotel, fue directamente a la sala de ensayo.

Monos con Henderson

Monos con Navajas junto a Scott Henderson

¿Cómo fue ese momento de encuentro?
Cuando llegué a la sala me lo encontré. Estaba cambiando cuerdas, llegó el resto de la banda y empezamos a tocar los temas. Cuando vamos por el quinto tema, me propone que la siguiente canción la toquemos con la formación original, que haga yo el solo y que él escuchaba. Tocamos un tema de Willy González que se llama “Susurda”, que es como un blues con acordes sus4, y bueno... Lo tocamos, a Scott le gustó mucho y dijo que ese tema lo dejáramos tal cual y me propuso hacer un duelo de guitarras sobre “Freeway Jam”, tema de Jeff Beck. Estuvo buenísimo, era como su sparring. Hay un video de eso. Estuvimos en la tele y en Prix D’ Ami, ahí tocamos los temas de Monos con Navajas y los temas de su autoría que habíamos ensayado.

¿Cómo surgió la idea de armar A 18 minutos?
Surgió en una gira de Anacrusa, banda latinoamericana de folklore en la que tocaba junto a Luis Ceravolo. Le conté que me gustaba el repertorio de esa época de Spinetta (Luis lo había tocado en vivo) y Ceravolo me dice: “No te gustaría que armemos algo para tocar esa música?”. ¡”Dale!”, le respondo. Y me dice: “A quién llamamos?". Machi es quién lo grabó. Llamamos a Machi y de ahí surgió decirle a Andrés Beewsaert (Aca Seca, Pedro Aznar), tocamos varios años con esa formación, hicimos algo de gira. Después, Andrés tenía muchos compromisos con Aca Seca y empezó a tocar con nosotros Álvaro Torres. Machi también estaba con muchas cosas y lo reemplazó con el bajo Pato Resico, que también pone la voz. De esta última formación grabamos Inéditos 1, y estamos preparando el 2. Son todos temas de Luis.

Hay idea de hacer temas propios, es algo que tenemos pendiente y que nos frenó la pandemia.

¿Tocás además con otros grupos?
Sí con RM Sur, una banda con la que venimos tocando desde los 80, con Marcelo Torres (bajo), Luis de La Torre (batería), Fernando Pugliese (piano) y Pablo Rodríguez en (saxo y flauta). También toco con Brazo Fuerte, que es un septeto de jazz del año 20 al 40. Y con Hispano Parlante, desde los 80.

¿Qué es lo que mantiene a un grupo durante cuarenta años tocando?
La afinidad y la amistad. Con Pablo Rodríguez compartimos RM Sur e Hispano Parlante. Somos amigos desde muy chicos.

Insam


 

 

2019 Recorplay Música. Todos los derechos reservados.