Pasar al contenido principal

Main Area

Main

Jornadas de Acústica, Audio y Sonido en la UNTREF

Jornadas de Acústica, Audio y Sonido en la UNTREF

Durante el mes de agosto se realizaron las Jornadas de Acústica, Audio y Sonido en la Universidad de Tres de Febrero. Allí se dictan las carreras de Ingeniería en Sonido y las licenciaturas en Artes Electrónicas, Producción Audiovisual, Música, Música Autóctona, Clásica y Popular de América y Gestión del Arte y la Cultura.

En la Sede Caseros II de la UNTREF las actividades se llevaron a cabo los días 15 y 16 de agosto con expositores que abarcaron un amplio rango temático de la música, la ingeniería de sonido y la acústica. Entre otros, pasaron la UNTREF: Olaf Bölke (de la empresa Gfai Tech, Alemania), Leandro Rodiño (División Acústica Forense, Gendarmería Nacional Argentina), Maximiliano Yommi (Escuela Superior Técnica, Facultad del Ejército, Universidad de la Defensa Nacional), Fabricio Chungo (Escuela Superior Técnica, Facultad del Ejército, Universidad de la Defensa Nacional), Ana Tarántola (Desarrollo de proyecto AATIA), Marcela Zorro (Pontificia Universidad Javeriana, Colombia), Alejandro Bidondo (Coordinador Ingeniería de Sonido

Universidad Nacional de Tres de Febrero), Tatu Estela (Productor/Técnico), Miguel Krochik (fundador y director de Estudio Panda) Paulina Chiarantano (Romaphonic - Integrante RMS), Hernán Grasso (staff Ion), Luis Mojoli (director de Recorplay), Jorge Chikiar (Director Concepto Sonorus - Docente Universidad Nacional de Tres de Febrero), Víctor Volpi (miembro fundador AATIA) y Mario Sobrino (Técnico de grabación de Melopea).

Las temáticas abordadas fueron las siguientes:
- El Estudio de Grabación y el desafío del negocio de grabar.
- El profesional de la Grabación y el saber que ocupa un lugar.
- Los “Equipos” de trabajo: el equipo humano: el equipo técnico y el equipo artístico.
- Entornos profesionales
- Antecedentes y Prospectivas de futuro

- Perspectiva política: AATIA y la institucionalidad como vía privilegiada para la puesta en valor y la gestión de la actividad profesional que se desarrolla en el estudio de grabación.

- La actividad en el estudio y sus entornos en perspectiva de género.

Estas fueron algunas de las exposiciones de los panelistas:

Ana Tarántola (AATIA)

“Agradecemos a la coordinación de la carrera Ingeniería en Sonido y a las autoridades de la Universidad de Tres de Febrero, sobre todo al ingeniero Bidondo que tanto colabora con AATIA y nos permite llegar a un público tan importante como son los estudiantes. Desde un primer momento decidimos que AATIA sea un espacio de conversación, de diálogo, donde las distintas miradas de los distintos actores de una grabación puedan conversar, discutir, plantear los actuales desafíos de la profesión. Estamos comprometidos a que así sea. Para este encuentro hemos convocado a Miguel Krochik, dueño de un estudio legendario en Buenos Aires como lo es Panda. También hay invitados profesionales del mundo de la grabación pero AATIA también quiere hacer foco especialmente en los equipos de trabajo, las personas que rodean al ingeniero: los asistentes y otros profesionales que se encuentran en un estudio durante una grabación. Y también tenemos a Luis Mojoli como representante de un medio especializado sobre la ingeniería de audio y sobre los músicos. También contamos con representación femenina en un oficio que pareciera que es exclusivamente un espacio de hombres y como podemos ver no es así. Aquí está Paulina Chiarantano que es asistente Romaphonic y miembro de AATIA. Y también está Marcela Zorro ingeniera colombiana especialista en grabaciones en vivo. Y la presencia de destacados ingenieros como Tatu Estela y Mario Sobrino, Hernán Grasso de Ion y Víctor Volpi que además de ingeniero es el creador de la idea de AATIA. Víctor me convocó desde el inicio a raíz de mi profesión y mi trabajo como psicóloga social especialista en comunicación. Muy probablemente en el año que viene AATIA va a conseguir su personería jurídica y se va a conformar en una sociedad civil sin fines de lucro, lo cual significará un adelanto muy grande para nuestra asociación”.

Alejandro Bidondo (Coordinador de la Carrera de Sonido UNTREF)
“En lo que respecta al sonido y la acústica hay dos escuelas de formación diferentes: la escuela sajona y la escuela francesa. La primera tiene como objetivo preparar profesionales para salir rápidamente al mercado, lo que implica que esos profesionales tengan un horizonte limitado en términos de saberes y competencias. La escuela francesa está preparada para otros fines, está preparada para el desarrollo y responsabilidades. La carrera dura no menos de cinco años, tiene otro tipo de ingeniería. De este modo uno está habilitado para diferentes cosas. Para mí un profesional tiene que resolver problemáticas sociales, entonces el estudiante tiene que saber adónde va a apuntar. La sumatoria de tres tecnicaturas no da un ingeniero. Son cosas diferentes. La educación de un técnico tiene ciertos fines que no son los mismos que la de un ingeniero. Un estudiante maduro debería poder decidir adónde ir a buscar el conocimiento. Saber qué puedo y qué no puedo hacer si soy técnico o ingeniero”.

Jornadas de Acústica, Audio y Sonido en la UNTREF

Mario Sobrino (Técnico de Melopea)

“Empecé a grabar a fines del 79 y principios del 80. Mi formación fue a los ponchazos. Viendo cómo se hacía. Prueba y error y con la suerte de tener gente que podía enseñarme y dedicarle tiempo a mis inquietudes y preguntas. Comencé en cuatro canales en TNT que era bastante conocido porque parte del rock nacional se había grabado ahí: Los Gatos, Almendra y Manal. Yo no tuve la suerte de presenciar todo eso pero me tocó estar al lado de Litto Nebbia desde el año 86. Lo conocí siendo técnico de RCA y desde que fundó Melopea soy el técnico del estudio. Suelo decir que no crucé Los Andes pero estuve y estoy cerca de gente que sí lo cruzó. Quizás por eso mi visión es bastante distinta a la de gente que empieza a grabar con otras tecnologías y no pasó por todos los escollos que uno vivía en aquel momento como algo cotidiano. Hay un ingeniero que se llama José Soler y que para mí es admirable. José es la persona que grabó La Misa Criolla con elementos básicos y es una de las grabaciones argentinas que más ha circulado por el mundo. Una de sus frases de cabecera es “No hay mejor momento para grabar que este que estamos viviendo”. Yo comparto lo que dice. En otra época hacer una edición era algo muy arriesgado. Hoy se puede grabar de una manera más relajada y permite vincularse con cualquier colega en cualquier lugar del mundo. Cuando empecé lo que yo grababa solo lo podía escuchar en el estudio en que lo había hecho porque seguramente otro estudio tenían menos canales, otros grabadores, otro sistema de Dolby. En los años 80 empezamos a tratar de vincularnos los técnicos de CBS y RCA. Algunas veces esas reuniones prosperaban en algo y otras no. No había empatía técnica. Lo mejor del formato digital es que nos hace estar cerca unos de otros. Y esta empatía técnica finalmente nos hace unirnos, que es el objetivo de AATIA. Todos tenemos inquietudes distintas pero el objetivo es uno solo. Y todo el bienestar que se logre es algo comunitario para el beneficio de todos los que estamos ahora y los que vendrán en el futuro. La visibilidad y el reconocimiento es fundamental en AATIA. Todos los que se quieran sumar son bienvenidos. Y quiero resaltar algo que parece menor pero no lo es tanto: la industria está bastante deprimida, no hay disquerías, el formato físico tiende a desaparecer, pero es fundamental que los técnicos consumamos lo que nosotros hacemos. Es muy probable que de todos los que estamos hoy aquí muy pocos seamos compradores de discos y es fundamental que lo hagamos, aunque sea algo que no mueva la vara. El formato físico no desaparecerá, se va a reinventar pero el artista necesita el formato físico para su carrera. Y el técnico es alguien que ayuda a que exista ese fonograma. Ese el reconocimiento por el cual quiero luchar a través de AATIA”.

Tatu Estela (Productor / Técnico)

“Me dedico a grabar hace un par de décadas. Cuando yo empecé no había carreras de ningún tipo. Mi formación fue estar en el estudio El Abasto viendo cómo grababan algunos artistas increíbles. Tuve esa suerte de poder acceder a esos lugares. Fundé Taringa Música que pudo haber sido Spotify antes de que desembarcara en Argentina. Vivencié la revolución digital desde el comienzo porque en El Abasto grabábamos en cinta hasta el 1998 y el Pro Tools llegó un par de años después. Vi a los músicos acomodándose a un nuevo formato. Creo que la industria tuvo una posibilidad de crecer muchísimo y lamentablemente se perdió y hoy sigue tan monopolizada como antes. Por otro lado se democratizó el audio y hay más música que nunca. El hecho de que hoy se pueda grabar en una casa es un cambio radical, con lo bueno y lo malo que supone todo eso. Me gusta lo que ocurrió, cómo cambió el oficio. Me encanta que esté la carrera en la UNTREF aunque lamento la poca cantidad de alumnos que tiene. Apoyo completamente la iniciativa de AATIA, necesitamos derechos, obra social, que si nos pasa algo que alguien responda. Lo tienen los camarógrafos con su sindicato, no se explica cómo no hay un sindicato que nuclee a los técnicos de sonido argentinos”.

Luis Mojoli (Director de Recorplay)

“Me inicié en los años 90 en El Musiquero. Luego trabajé como editor en la revista Prensario desarrollando un suplemento dedicado a los técnicos de grabación, en ese momento no había medios gráficos que se dedicaran a esta especialización dentro de la música. No había registro de la experiencia de los técnicos con los músicos. También me di cuenta que no había una guía de estudios de grabación que los mostrara para que el músico pudiese decidir en base a la tecnología y al lugar, dónde grabar. No se podían ver los estudios y esta guía empezó visibilizar a los estudios, a los ingenieros e incluso el equipamiento. La profesión del periodista tiene algo en común con la del ingeniero: el registro, la documentación, la preservación de nuestra cultura de alguna manera. Recorplay tiene 18 años de trayectoria, hemos documentado la actividad musical en todo este tiempo y el profundo cambio tecnológico que hubo en todos estos años. Recuerdo como si fuese hoy las palabras que me dijo Luis Alberto Spinetta cuando le pregunté a fines de los noventa cuál había sido, a su criterio, el principal avance tecnológico que había experimentado el músico: «la aparición de la portaestudio», me respondió. Se refería a la posibilidad de registrar u componer sin la necesidad de alquilar sistemas. Eso le dio al músico otra plataforma de arranque a la hora de grabar su disco”.

Jornadas de Acústica, Audio y Sonido en la UNTREF
2018 Recorplay Música. Todos los derechos reservados.