Pasar al contenido principal

Main Area

Main

Mariano Otero: Quiero ser pianista

Image

Sos un contrabajista y compositor que en los últimos tiempos ha tenido una marcada posición política, lo que te convierte en un Charlie Haden argentino (risas). ¿Cómo crees que una música como el jazz, que todavía en algunos sectores se discute si es música argentina o música hecha en Argentina, puede, desde el plano meramente estético, tener una connotación política?

Me parece bastante coherente la filosofía jazzística a con mi postura política asumida. A veces yo desconfío de los tipos que profundizan en una obra y tienen la capacidad de meterse dentro de un lenguaje, de entregar su corazón, y que después cuando le preguntás “¿Cuál es tu visión de la vida?” te dicen “No, los políticos son todos lo mismo”. Esa falta de compromiso a mí me suena raro. Si vos asumís hacer una carrera como la que yo asumí, grabar seis discos en seis años, hacer una música que no tiene ninguna cabida en el negocio, te abrís camino a fuerza de generar una voz propia. Yo creo que mi forma de escribir la música plasma eso todo el tiempo, no necesito ponerle ni “Sandino” ni “Ernesto” a mis temas. Cuando tuve la oportunidad de grabar un tema cantado y me dijeron “Elegí un tema de León Gieco”, elegí “Yo soy Juan” (dedicada a Juan Cabandié, nieto recuperado y actual diputado, incluida en el tributo triple a Gieco Guardado en la Memoria). Las letras te dan una posibilidad que la música instrumental no, pero con respecto a cómo instalás tu postura política en una obra, yo diría ¿cómo no instalar tu vida en tu obra?

Primero te formaste en el rock y después pasaste al jazz. ¿Qué cosas del rock que escuchabas en tu adolescencia siguen estando hoy en tu música? Ya por los títulos se notan algunas, Hendrix, Zeppelin...

Sí, hay cosas bastante obvias.

¿Y Zappa, no tanto el rockero sino el de big band?

Zappa es uno de los tipos a los que me gustaría, no digo parecerme, pero... A mí me gusta mucho la música contemporánea; lo que veo en Zappa es mucha honestidad musical, no hay necesidad de mostrarle nada a nadie, sabe más de lo que muestra, y esos tipos son muy inspiradores. Mingus también, pero está más relacionado a un estilo, a Zappa ni siquiera saben donde ponerlo en la batea.

Imagen

¿Sentís que si vos no fueses bajista Mingus te hubiese marcado menos?
En realidad la primera vez que me tocó fue porque vi a la orquesta de él (la Mingus Big Band, una de las agrupaciones manejadas por su viuda Sue) en Nueva York cuando tenía 19 años, y me destruyó la cabeza, sentí la música de Mingus live, es una experiencia carnal. Después me pasó diez años después de ir a ver la orquesta con mi mujer y que a ella le pasara lo mismo. Es fuerte, es muy poco careta.

¿Te han influenciado Mingus o Dave Holland, además de como contrabajistas y compositores, en su manera de relacionarse musicalmente con los demás integrantes de un grupo?
Me estimuló para poder escribir hasta donde tuviera ganas, no me achicó el rol de bajista. Pero no soy un bajista que piensa a través del instrumento. De hecho, los discos para bajistas no los curto; los curtí, te puedo mostrar un montón, soy fan de Jaco (Pastorious), fan de Marcus (Miller), fan de todos los músicos buenos, pero no es el trip que yo tengo.

En un tema como “Zep”, ¿vos arrancás con la idea de componer algo en esa onda, o simplemente va surgiendo y el título llega al final? Particularmente, ahí tuve una ocurrencia: el riff de tres contra cuatro de Zeppelin, de “Kashmir”. Me empecé a divertir con eso y me imaginé una melodía que pasaba por arriba (tararea), y escribí una composición alrededor de eso. Se me vino el argumento, lo anoté, le puse “Zep” y quedó en un papel. Y después lo desarrollé, eso es lo que hago. Mirá (muestra papeles con las partituras de varias ideas en progreso). Todo en papel.

¿La computadora la usás como copista, para pasarle las partes a los músicos?

Sí, uso Sibelius.

¿Ha alterado la computadora tu forma de componer?

Seguramente. Suponete que escribís una armonización para caños, la copiás, y después que la copiás le ponés play, y escuchás algo que estabas escuchando con el piano o con la cabeza, y te lo estabas imaginando. Lo ponés y aparece otro filtro.

¿Usás MIDI o VST?

Uso el default de Sibelius, MIDI. Soy un tipo al que la tecnología, en ese aspecto...

¿Pero no le ves la veta como Zappa cuando tenía el Synclavier?
Sí, pero ¿sabés qué me pasa? Estoy muy ocupado en otras cosas. Ahora estoy con el rollo de que quiero ser pianista. Quiero tocar el piano en mi grupo dentro de unos años, tocar al nivel que toco el contrabajo o mejor. Hace un tiempo me hice un replanteo filosófico: cómo era que uno tomaba contacto con un instrumento, si realmente era una elección o una casualidad. Todos quieren tocar la guitarra de pendejos; si todos siguieran así al instinto, no habría ningún trombonista. A veces el instrumento te cae por casualidad, y el instrumento es con el que vos te vas a expresar. Si vos no estás muy convencido de que ese sea el correcto, por ahí estás desperdiciando algo, y me parece que el mejor momento para evaluar cuál es el mejor instrumento no es cuando uno empieza a tocar, porque es el momento en que vos tenés menos elementos para evaluar. Para mí lo que habría que hacer es escuchar música durante años y llegado el momento decir “¿Cuál es el mejor instrumento para mí? Realmente, ¿el instrumento que necesito para expresarme es el bajo?”

Esa necesidad ¿está dada por las posibilidades de cada instrumento o por lo que vos te sentís capaz de hacer en cada uno?
Por las posibilidades de cada instrumentos y por tus ideas. Imaginate que escuchás en tu cabeza ideas agudas y finitas y tocás el contrabajo (imita el sonido grave del instrumento), la posibilidad de ser expresivo a través de un instrumento que difiere tanto de lo que estás imaginando puede ser lindo porque en esa traslación te ponés creativo pero por ahí tenés otra necesidad. Me doy cuenta que tengo la necesidad de tocar un instrumento armónico, y el bajo no es un instrumento armónico en la medida que a mí me interesa. Estudio piano día a día pero tampoco puedo dejar de estudiar el contrabajo, porque es un instrumento muy demandante si tenés que tocar música picante, tenés que estar bien técnicamente porque si no a los diez minutos te duele. Te lo digo porque me pasó, volver de vacaciones y que se te caiga la mano a pedazos.

Imagen

¿Qué materiales usás para practicar en cada instrumento?

En el piano, los que me da mi maestra Susana Kasakoff: Czerny, Schumann, el Mikrokosmos 2 de Bartok, las invenciones de Bach, y escalas y arpegios. Y en el contrabajo estoy estudiando Jazz Conceptions, un libro de Jim Snidero, un saxofonista. Son solos, líneas beboperas, está bueno porque se nota que son ideas que no son de un contrabajista, viene con un CD que toca Peter Washington. Después estudio escalas y arpegios con el arco. Voy picoteando, y tengo un bajo armado para tocar con dedos y otro para tocar con el arco.

¿Sugeriste algo en particular al Jazz Bass que te diseño Mariano Maese?
Los micrófonos, me gusta que tengan saturación. Me gusta todo el audio vintage. Ahora uso principalmente un equipo vintage que compré por Ebay, hecho a mano por Walter Woods, que lo usan Steve Swallow y Scott Colley. Se lo vi a Colley cuando estudié con él en Nueva York. Con una caja de 4x10, el Jazz Bass pelado, sin procesadores. Siempre uso un equipo para los dos instrumentos. Todavía uso el Gallien-Krueger MBX 112. Y tengo el SWR que hace rato que lo dejé de usar pero es un equipazo. Pero no quiero depositar en el instrumento más de lo que hay que depositar. O sea, si todos creemos que a Maradona le das una pelota de golf y hace jueguito, ¿por qué después queremos tener la pelota de 200 dólares? Todos decimos “A Paul McCartney le tirás un cajón de manzanas y te toca todas las líneas de los Beatles que te caés del orto.”

Claro, incluso el Hofner no es un bajo de primera línea...
Claro, por eso te digo. ¿Y Jaco? Y sí, Jaco tocaba con ese Jazz Bass arruinado de mierda y vos querés tener un Pedulla ¿por qué?

Imagen

 

Te recomendamos

2019 Recorplay Música. Todos los derechos reservados.