Pasar al contenido principal

Main Area

Main

Miguel Ángel Tallarita: “Es una de las cosas más lindas que hice en mi carrera“

Miguel Angel Tallarita

Entrevista: Luis Mojoli
 

Cazador Nocturno es el flamante nuevo álbum del reconocido trompetista Miguel Ángel Tallarita. El disco está nominado a los premios Gardel 2020 como Mejor Álbum Instrumental/ Fusión/ World Music.

Con arreglos de Alejandro Terán, quien coescribió los temas y ejecuta la viola y el saxo tenor y producción de Nelson Pombal, se suma además una banda de excelentes músicos amigos: Fernando Samalea, en batería; Sebastián Schachtel, ex La Portuaria y actual Las Pelotas, en teclados; Nico Rainone, en bajo; Javier Casalla, en violín; Juan Canosa, en trombón; y Lucas Argomedo, en cello. Completan este supergrupo: Guillermo Rubino, en violín; Martcho Mavrov, en corno francés; y Mariel Fuertes y María Magdalena González, en coros.

En esta nota, Miguel Ángel Tallarita, Alejandro Terán y Nelson Pombal, en exclusiva para REC Or Play, nos brindan los detalles de la grabación de Cazador Nocturno.

Insam

 
 

¿Con qué trompetas grabaste Cazador Nocturno?
Miguel Ángel Tallarita: La trompeta que toco desde el año 94 es el modelo Martín Committee, que es la que usaba Miles Davis y Chet Baker. La elegí cuando vi un video de Miles tocando con esa trompeta de color rojo, empecé a investigar que marca era y me la trajo un amigo de New York. Esa trompeta hoy es la que más domino y sé como la quiero hacer sonar. Tengo otra trompeta con la que grabé este disco, una Bach Stradivarius; la misma tiene un baño de oro y brinda un color de sonido un poco más oscuro. Con ellas hice algunos doblajes para tener un color diferente de sonido.

Tallarita fotos

PH: Nora Lezano

¿En que estudio registraron el álbum y cómo fueron grabadas las trompetas?
Tallarita: Fueron grabadas con varios micrófonos puestos a diferentes distancias para lograr un sonido envolvente y especial que teníamos en mente con Terán. De esta manera logramos lo que veníamos procesando hace tiempo. Es el segundo disco que grabé en ION y que compartí con grandes maestros.

¿Cómo fue el proceso de composición? Vos llevaste algo demeado y después se sumaron los músicos. ¿Qué canciones destacarías del álbum?
Tallarita: Cuando los músicos llegaron al estudio ya estaba todo escrito en las partituras. Las melodías las teníamos hace tiempo. Lo que hizo después Alejandro (Terán) es orquestar todo, armonizarlo y pasarlo a papel para que puedan interpretarlo los músicos. La canción que más representa el disco es Cazador Nocturno, que fue la primera melodía que surgió y es el resumen de toda la película.

Tallaritaestudios

PH: Nora Lezano

¿Por qué Cazador Nocturno?
Alejandro Terán: Cuando éramos niños transmitían una serie de televisión que se llamaba Kolchak, El Cazador Nocturno (The Night Stalker). Se trataba de un reportero que iba por la noche intentando resolver casos sobrenaturales. Como nadie le creía, los casos nunca llegaban a publicarse. Todo era una excusa para mostrar la decadente y divertidísima vida nocturna de Chicago, a fines de los 70´s. La serie tenía un humor negro feroz poco habitual para la época, muy parecido al que compartimos con Miguel (Tallarita) en los años de giras. ¡Muchas de las historias que Miguel ha cosechado en tantos años de navegar la noche también son difíciles de creer! Es una especie de Kolchak argento.

Nelson PombalFue un placer, porque a Miguel lo conozco hace tiempo y encaramos el álbum como amigos, entonces toda la parte que tiene que ver con lo formal lo dejamos de costado. La verdad que nos divertimos mucho y obviamente cuando cruzás ideas te das cuenta de la magnitud de la gente que te está rodeando.

Estudios2

PH: Nora Lezano

¿Cómo surgió la idea de Cazador Nocturno y cómo fue el proceso de composición de los temas?
Terán: La idea conceptual que sirvió como motor del disco se trató de una especie de imaginario librito para colorear dark de las aventuras de este “Tallarita personaje”, que va de aventuras por la noche, a una situación por página. Así quedaron definidas nueve situaciones-anécdotas-melodías: "Fiesta en la 208", "Cazador nocturno", "El espejo Nuyoricano", "Fifty Fifty", "Muñecas en bikini", "Oba Oba", "Sheriff Trompeta", "Steady Tarantella" y "Sonámbula". Una vez que cada una de las situaciones tuvo su melodía representativa, las rediseñamos para esa pequeña orquesta que participa en todo el disco, cuyo formato tiene un poco del color de las series de los 70s, y al mismo tiempo, un carácter inconfundiblemente argento.

El álbum tiene figuras de lujo: Fernando Samalea, en batería; Sebastián Schachtel, ex La Portuaria y actual Las Pelotas, en teclados; Nico Rainone, en bajo; Javier Casalla, en violín; Juan Canosa, en trombón; y Lucas Argomedo, en cello. ¿Cómo fue la elección de cada invitado a la grabación?
Terán: Tengo la intuición de que este proyecto contó con el “artista perfecto” en cada puesto, y por eso nos sentimos muy agradecidos. Samalea, como siempre, fue el tractor espiritual cuando nuestras energías flaqueaban. Schachtel supo retratar a Miguel con precisión y elegancia en cada tema a través de sus teclados y electrónica. Casalla lideró el cuarteto de cuerdas con serena y preciosa musicalidad. La ficha técnica resultó así: Miguel en las trompetas y flugels. Nelson Pombal en guitarras y producción artística, Schachtel en teclados, Rainone en los bajos y Samalea en la batería. Casalla, Rubino, Argomedo y yo en las cuerdas. Canosa, Mavrov y yo en el brass. Mamma Lina, Mariel Fuertes y Lady María González en las voces femeninas. Paul Acedo fue el mago de ION y la hermosa Nora Lezano hizo las fotografías. ¡Más no se puede pedir!

Estudio3

Izquierda a derecha: Casalla-Tallarita-Acedo-Terán-Rubino-Argomedo-Pombal

¿Cómo definirían el concepto del disco? ¿Jazz, new wave?
Terán: Creo que todas las influencias que Miguel y yo traemos en nuestra formación están representadas, pero no hay ningún purismo o estilo previo en este proyecto. Se trata más bien del “retrato musical” de un personaje - que es Tallarita transfigurado - y para hacer ese retrato nos valimos de todos los materiales que había a nuestro alrededor. Todo está atravesado por un humor extraño y el conocedor podrá encontrar innumerables guiños.
Es un disco que se puede poner en una fiesta de piscina y beber unos gin tonics, pero siento que también tiene otras lecturas, más nocturnales y quizás un poco futuristas, distópicas. “Not so easy listening”, sería.

Pombal: El disco es bastante homogéneo en cuanto al estilo. Justamente es un disco conceptual, entonces a nivel sonoro no hay grandes cambios e incluso es una historia contada (idea de Terán) sobre las desventajas de Miguel a través de su trompeta. Todos los títulos tiene una relación entre sí.

¿Qué significa para vos estar nominado a los premios Gardel?
Terán: Soy un eterno admirador de esa logia divina que conforman los músicos argentinos y los Gardel siempre han sido una oportunidad de encuentro entre distintos estilos, edades y aproximaciones. Este año quizás no podamos abrazarnos en forma presencial, pero siento que el amor y el espíritu creativo estarán intactos y que de esta situación saldremos más fuertes y mucho más... ¡solfeados! Así que... ¡a gozar, con todo!

¿Cuál fue tu aporte en Cazador Nocturno?
Pombal: Me hice cargo de la coordinación general y todo el tema de la producción sonora. Los arreglos los hizo Alejandro (Terán) y yo colaboré con algunos arreglos desde la guitarra, la grabación y la mezcla.

Talleritainsert

PH: Nora Lezano

¿Cómo fue el desarrollo técnico en  la grabación de cuerdas?
Pombal: La idea que propuso Alejandro Terán era que las cuerdas tenían que sonar cercanas. O sea, no queríamos cuerdas sinfónicas (con mucha cámara), entonces se armó una fila de cuatro, el típico cuarteto: violín 1, violín 2, viola y chelo. Lo grabamos en estudios ION, en la sala de arriba que es más pequeña, y tiene menos reverberancia. El técnico en este caso fue Pablo Acedo. Grabamos en una sesión todas las cuerdas e hicimos duplicaciones para que suene más grande. Los micrófonos que usamos fueron todos Neumann, algunos de cercanía por el instrumento y dos generales para dar un pequeño ambiente. Con respecto a los equipos de guitarra se usaron Vox, que son los que mejor se acercan al sonido que buscamos. Para el bajo se usó un equipo Ampeg y se grabó por línea. Los teclados de Sebastián (Schachtel) fueron enviados por él desde su casa con una mixtura entre sintetizadores analógicos, sintetizadores modernos y secuenciadores.

Escuchá Cazador Nocturno acá: https://open.spotify.com/album/6MQE845szWZ8txIBpqUUzk?si=uOJdGawyTf2oQgXEkDnJFQ

Cazador Nocturno

 

Insam

 

Te recomendamos

2019 Recorplay Música. Todos los derechos reservados.