Pasar al contenido principal

Main Area

Main

Pablo Sbaraglia: “Emocionó ver al Indio cantar nuevos temas”

sbaraglia

Entrevista: Luis Mojoli
Fotos: KVK Fotos

Junto a Gaspar Benegas y Baltasar Comotto, conforma el núcleo de los “históricos” de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la banda que formó Carlos “Indio” Solari tras la disolución de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota. Los tres estuvieron junto al Indio desde la génesis del grupo.

El caso de Pablo Sbaraglia (hermano del actor Leonardo Sbaraglia) fue particular. Luego de una larga temporada en Madrid, el músico, quien formó parte de Los Romeos, Alphonso´s Entrega y Man Ray, entre otras importantes bandas, recibió una llamada de Eduardo Herrera, ingeniero de grabación y mezcla de los últimos discos de Los Redondos, con una clara propuesta: el Indio lo quería en su nueva banda.

Insam

Desde aquel debut en 2005 a este 2021 han pasado 16 años, cinco discos, shows con récords de convocatoria y más experiencias. En este largo viaje también se dio el anuncio por parte del propio Indio Solari de su diagnóstico con Mal de Parkinson –enfermedad que lo obligó a retirarse de los escenarios- y la salida en 2017 de Martín Carrizo, baterista e ingeniero de sonido de Solari, ex Cerati, Walter Giardino Temple y A.N.I.M.A.L, quien padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y continúa en tratamiento.

16 años de éxitos, giras, grandes shows y duras batallas. Pero, como dirían Los Auténticos Decadentes, la banda sigue tocando. 2021 encuentra al grupo con una formación ya consolidada y, de algún modo, acostumbrada a no contar con la presencia de Solari en escena, pero sí con todo el apoyo del ex Patricio Rey para continuar con su legado.

Recientemente se estrenó vía YouTube el show “A Los Pájaros”, un histórico concierto transmitido en Villa Epecuén, ese pueblo mágico y atrapante que fue abandonado y quedó en ruinas tras la inundación que sufrió en 1985. En medio de un paisaje desolador e intimidante, la banda grabó un nuevo concierto, sin público, que, a día de hoy, ya fue visto online por más de 2 millones 400 mil personas. Y, por si fuera poco, el Indio, cantando desde una pantalla, y vestido de traje, estrenó dos canciones: “Rezando solo” y “Encuentro con un ángel amateur”. Esta última tiene un dejo de melancolía, pero de vigor a la vez: “Yo ya no puedo cumplir/hazañas que prometí/ Sólo seguir cantando...”, dice Solari en un fragmento.

Sbaraglia1

Volviendo a Pablo Sbaraglia, REC Or Play quiso contar con la palabra del músico para saber cómo se vivió de adentro la cocina de ese concierto histórico, qué se sintió tocar en medio de la nada, qué va a ser del futuro de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado y otros detalles (N de R: a propósito del grupo, afortunadamente el trompetista Miguel Ángel Tallarita se encuentra recuperándose del COVID-19, tras días de una dura pelea contra el cruel coronavirus). En la nota, también hubo espacio para charlar sobre los teclados y las guitarras de Sbaraglia, su viaje desde Madrid a Buenos Aires para unirse a la banda del Indio y otros recuerdos.

La pandemia llevó a una nueva forma de ver un espectáculo.  ¿Cómo se adapta el grupo más convocante de estas tierras a tocar sin público y sin Carlos “El Indio” Solari?
Tocar sin gente y sin el Indio fueron dos dificultades a sobrellevar. Lo de presentarnos sin el Indio es algo que empezamos a experimentar previo a la pandemia con los tres shows que hicimos en el Estadio Malvinas Argentinas. Por otro lado, fue raro adaptarse a tocar sin gente. El primer streaming que realizamos el año pasado resultó algo extraño. El show en sí mismo me costó un poco. En la previa estuvimos charlando e hicimos hincapié en tratar de disfrutar la experiencia desde el lugar que nos tocaba, manteniendo la concentración, debido a que no había gente. No teníamos experiencia en eso y había que tocar súper. En ese streaming, y más en el segundo, tratamos de aprovechar y exprimir el formato, mostrando imágenes que habitualmente no se ven, contar lo relativo a la puesta en escena, iluminación y tomas de cámara. La idea fue utilizar esos elementos para aportar a la sensación que la canción ya ofrece por sí misma.
 

sbaraglia23

¿Cómo decidieron quién cantaría en cada canción ?
En un principio cada uno propuso qué cosas le gustaría cantar. A partir de ahí se armó un esquema para ver a quién le quedaban mejor las tonalidades y tesituras. Por supuesto siempre hay alguna canción con la cual te identificás más que con otras, así que las fuimos repartiendo de esa manera. En los últimos streamings, que fueron shows más conceptuales donde había un guión previamente pensado de la lista de canciones, fuimos decidiendo el repertorio entre Gaspar Benegas y yo, y se lo propusimos a los chicos. A partir de ahí, alguno sugería alguna modificación. Con respecto al orden de las canciones, me fui adjudicando un poco la tarea. Es algo que siempre me gustó hacer y que se me da más o menos bien. Suelo cerrar el concepto general con las listas de canciones y eso se lo enviamos a las demás áreas de trabajo, como por ejemplo las de puesta en escena iluminación. También sumamos otros ingredientes que se puedan agregar a las canciones. Por ejemplo, en el primer streaming fuimos apoyando lo que íbamos contando: la historia de los 15 años de Los Fundamentalistas a través de las canciones y proyecciones en las pantallas.

Sbaraglia22

¿Cómo fue estar tocando con el Indio en la pantalla y ustedes en el escenario?
De algún modo ya nos acostumbramos a tocar sin el Indio y con él desde una pantalla, porque ya hicimos cinco conciertos así. Al principio fue raro, pero no malo. Era hasta un poco simpático darse vuelta y verlo en las pantallas, siempre extrañando un montón su presencia. Pero bueno, es lo que se puede hacer y lo disfrutamos. No reviste demasiada dificultad técnica, pero a la hora de verlo en la pantalla es diferente. Cuando tocamos con él en vivo, presencialmente, nos levanta y empuja un montón.

Carlos “El Indio” Solari sorprendió al estrenar dos nuevas canciones, “Encuentro con un ángel amateur” y “Rezando solo”. ¿Cómo fue ese primer ensayo? ¿Fue virtual ?
Inicialmente grabamos esas canciones en el estudio. Se partió de una selección de cuatro canciones que hizo Gaspar Benegas. Él y yo nos pusimos a pre producirlas y luego fuimos mandándole las cosas al Indio, quien nos hacía devoluciones y correcciones. Cuando eso se concretó y la versión de estudio ya estaba sonando, fuimos a lo del Indio para que él grabara las voces de “Encuentro con un ángel amateur” y “Rezando solo”. Las otras dos canciones por ahora quedaron en stand by. Esa sesión fue muy linda, fue sumamente emocionante verlo cantar nuevas canciones. Son dos temazos. Después la banda sí tuvo que ensayarlas para el vivo, pero ya sobre la base de los arreglos hechos y la producción terminada.

Sbaraglia3

¿Por qué decidieron tocar en Villa Epecuén?
Decidimos hacer un show, porque ya habían pasado seis o siete meses del último streaming del año pasado. Teníamos ganas de mostrar estas nuevas canciones que veníamos preparando desde el mes de octubre. Y también queríamos incluir los Demos RCA (1982) el primer álbum no oficial de Los Redondos. Con esos dos pilares fuimos construyendo este concierto y esa fue la motivación.
Con respecto a la elección de Villa Epecuén, teníamos ganas de hacer algo superador y diferente a lo que hubiéramos hecho antes. Queríamos montar algo al aire libre y al principio debatimos varias ideas. En un momento se habló de hacerlo en una terraza, pero a su vez, pensando en el marco y en la lista de canciones, recordé unas fotografías que el Indio había tomado en Epecuén y todos coincidimos en que era un lugar propicio para hacerlo.

¿Cómo recibió el Indio la propuesta de hacer el streaming en ese lugar tan particular?
Cuando le fuimos a contar que habíamos estado pensando en hacer un nuevo show por streaming se nos adelantó y dijo: “¿Por qué no lo hacen en Epecuén?”. Esa coincidencia fue muy linda, así que ya no hubo más dudas de hacerlo ahí. Resultó muy bien, porque buscamos un lugar que fuera imponente per se. Es un sitio impactante y refleja el momento que estamos pasando todas y todos, con la desolación y la soledad de la pandemia y la cuarentena. Fue una movida complicada: no había luz ni agua y hubo que trasladar todo el equipamiento. Pienso que valió la pena.

Sbaraglia4

¿Por qué escogieron transmitirlo por YouTube?
Eso se debió a que la noche del estreno, la plataforma que iba a encargarse de este streaming, falló. A medida que iban pasando los minutos, nos pareció que dejar a la gente sin el concierto no era una opción. Así que tomamos esa decisión pensando exclusivamente en el público. Había que atenerse a las consecuencias que iba acarrear ello, pero por suerte la gente se lo tomó muy bien y resultó una buena decisión.

¿Por qué elegiste tocar los teclados?
Elegí tocar los teclados, pero en realidad desde chico me fui dedicando paralelamente a la guitarra y a los teclados. De estos últimos, además del piano me atraía la parte electrónica; los sintetizadores y los sonidos novedosos. El piano fue el único instrumento que estudié formalmente durante muchos años y con el que tuve más desarrollo. Mi abordaje en la guitarra fue autodidacta, pero en paralelo fui teniendo horas de vuelo en los dos instrumentos. La guitarra la uso más que nada para componer y en mi banda oficio de guitarrista rítmico. Ambos instrumentos me gustan mucho y también me interesa el bajo. Lo suelo utilizar para grabar mis canciones. Me gusta producir las líneas de bajo.

Sbaraglia5

¿Cómo es tu proceso compositivo en las canciones del Indio?
No tengo un método para sus temas. Con Gaspar (Benegas) hicimos la composición de las últimas cuatro canciones que te nombraba antes, de las cuales dos ya vieron la luz. Pero la melodía final instrumental de “Encuentro con un ángel amateur” la compusimos a medias con Gaspar, en una mañana mientras esperábamos que llegara el ingeniero de sonido. Íbamos proponiendo acordes entre los dos.

¿Cómo conociste al Indio y que recordás de ese primer día de ensayo ?
Estaba viviendo en Madrid y me volví a Buenos Aires luego de que Eduardo Herrera (ingeniero de grabación y mezcla de los últimos discos de los Redondos y el primero del Indio solista) me propusiera para entrar a la banda, así que me vine para acá. Recuerdo que llegué y un día lunes fui a Luzbola, el estudio del Indio, a mirar lo relativo a arreglos de las canciones, viendo los multitracks para definir qué se iba a armar. Estuve todo el día nervioso esperando el momento en que el Indio entrara, pero finalmente no apareció. El día siguiente estaba en el mismo plan y de repente escucho la puerta y lo veo entrar. Yo estaba muy nervioso. Me miró a los ojos y saludó: “Hola Pablito, ¿qué tal? ¿Cómo fue el vuelo?”. Luego nos trasladamos a una habitación contigua y estuvimos charlando por dos horas. Él ahí rompió el hielo de manera muy cálida y me hizo sentir cómodo de entrada. Fue un lindo primer encuentro.

Sbaraglia6

¿Cuáles son los primeros sonidos de teclados que te interesaron y cuáles te gustan en la actualidad?
Los primeros sonidos que quería explorar eran sonidos de sintetizador que no fueran a través de nada real. De chico me pasaba muchas horas programando timbres, jugando con los filtros y explorando distintas sonoridades que, en aquella época y para un chico, eran muy llamativas. Hoy por hoy estoy volviendo un poco a eso después de haber pasado varios años con sonidos más clásicos, como el de piano u órgano.

¿Cómo está compuesto tu set de teclados?
Los instrumentos que tengo son bastante sencillos. En vivo utilizo un controlador, piano, y cuerdas de Roland, un RD- 600, que es un teclado re viejo que se sigue usando. Para los órganos uso un Korg CX-3 y le agrego un MicroKorg XL para otro tipo de timbres, más de sintes. Y generalmente, con una compu manejo todo lo que sea sampleado, que no cubre ninguna de las otras tres cosas. Por lo general nos manejamos con cuatro fuentes de sonido: piano, órgano, sintetizador y computadora.

Sbaaraglia8

¿Qué guitarras utilizás?
Tengo una acústica Martin, de gama media-alta. Además, una Gibson Les Paul Traditonal de 2008 que tiene un timbre que está muy bueno, porque no es tan “heavy” como una Les Paul estándar ni tan “suave” como una Custom. Es un intermedio entre las dos y me queda bárbaro. Lamentablemente hace unos años me robaron una Fender Telecaster amarilla de 1972. Comparada a otros modelos de la época, sonaba divino. Hablando de Fender, también tengo una Leed II de 1980. Es una guitarra, muy particular, poco conocida, que tiene un tono entre una Telecaster y una Stratocaster. Mi manera de tocar es muy de ese estilo.

Cuando emulás el sonido de un instrumento, ¿tomás en cuenta las tesituras y las alturas originales?
Sí, tomo en cuenta las tesituras y las alturas originales, sobre todo si estoy maquetando algo que después va a ser trasladado a instrumentos reales. Si no lo amerita, le doy el rango y la tesitura que me quede más expresiva para lo que estoy haciendo.

¿Cómo fue tu traspaso en los ochenta de los teclados análogos a los digitales?
Ese paso lo viví poco, porque mi primer teclado sintetizador serio fue un Korg Poly 800 que ya era digital y después tuve un Yamaha DX7. Arranqué con eso en 1986 aproximadamente. En aquel momento los teclados análogos ya empezaban a ser desplazados por estos otros.

¿Llegaste a usar e E-mu Emulator?
Sí, y también un SP-12 de la misma empresa. Era muy divertido. Y un sampler que también utilicé mucho fue el Akai S1000. La primera experiencia con sonidos sampleados fue un flash.

Sbaraglia9

De los conciertos presenciales con el Indio, ¿cuáles destacarías?
Muchos, pero el primero en La Plata en el año 2005 fue especial, porque fue la concreción de un sueño, afloró un sentimiento de realización. La alegría fue total: después de haber sido muy fan de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, pude subirme al escenario junto al Indio y tocar sus canciones. Ese primer show fue muy emotivo.

¿Qué proyectos tienen a futuro con Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado?
Seguiremos viendo cómo se desarrolla la pandemia, cómo estamos nosotros y qué es lo que tiene intención de hacer el Indio. Seguramente él quiera hacer algún streaming este año. Iremos viendo paso a paso qué hacer. En principio tenemos ganas de seguir haciendo cosas. Mientras eso esté, seguiremos juntos generando nuevas iniciativas.

¿Cómo desarrollaste tu veta de productor?
Básicamente le fui dando forma cuando comencé a producir mis propias canciones de chico. Eso me sirvió para empezar a entender muchas cosas y tener una visión global de la canción. E incluso propició que toque distintos instrumentos. Luego, un amigo me pidió ayuda con sus temas y paulatinamente se fue convirtiendo en un trabajo. En algún momento tuve mi propio estudio así que ya me puse no sólo a producir, sino también a grabar abordando la parte de ingeniería que me gusta mucho. En general, salvo algunas excepciones, suelo grabar yo lo que produzco.

Además del teclado tocás la guitarra, ¿desde dónde suele surgir la composición?
Ya sea en el piano o guitarra, no suelo seguir alguna regla: depende del ánimo que tenga en ese momento de tomar un instrumento u otro. Lo que estoy haciendo ahora es grabar ideas, explorando timbres y ritmos sin tener terminada la canción. Es un estilo común, pero que no había probado anteriormente, y me divirtió.

Se rumorea la posibilidad de un show grabado con el Indio Solari en algún sitio, como hicieron con el show “A los Pájaros” en Villa Epecuén. ¿Sería ese el próximo desafío de Los Fundamentalistas?
Como te decía, el Indio tiene intención de hacer un streaming. Obviamente depende de él, de su tiempo, de su físico. Pero sé que las ganas las tiene.

En el concierto de “A Los Pájaros”, el Indio estrenó esas dos nuevas canciones que mencionabas. ¿Cómo fue tu trabajo desde los teclados? ¿Por dónde estuviste experimentando?
Para esas dos canciones estuvimos al servicio de lo que fuimos produciendo con Gaspar Benegas. La idea era que sonara fresco. Uno de los temas era más rockero y el otro más folk, en plan The Travelling Wilburys. “Encuentro con un ángel amateur” tiene un piano que me sale fácilmente tocar; es ese tipo de canciones que son acompañadas por un pianista bajo un formato típico inglés o americano. Los teclados estuvieron muy pensados en función de la producción. En el mismo tema que te mencionaba recién hay un sintetizador analógico de Korg, el Volca, que entra en un momento particular para destacar una de las estrofas en “mute” que tiene la banda. Y en el otro tema, “Rezando solo”, toco la guitarra rítmica que se escucha en el canal izquierdo. Costaba ese ritmo, probamos distintas variantes y no le encontrábamos la vuelta. Pero probamos con la Fender Leed II mía y funcionó.

Insam

 

Te recomendamos

2019 Recorplay Música. Todos los derechos reservados.