Pasar al contenido principal

Main Area

Main

Volvió Calamaro: "Mi público no cumple años... yo tampoco"

Image

Por Roque Di Pietro

¿Cómo podrías evaluar la musicalidad de tu nuevo grupo luego de un mes de ensayos y siete conciertos?
Tenemos que hacerlo cada vez mejor para que tenga sentido, gustar y gustarse, y que haya "duende"... Esta banda toca y canta inmejorable. Siempre seguimos un estilo que se acomoda a mi repertorio, con dos guitarras y dos teclados, y todos cantando.

Calamaro en el primer show grande del Bohemio Tour, en Villa María.
Calamaro en el primer show grande del Bohemio Tour, en Villa María.

Una de las buenas noticias de estos shows es la de tu regreso al piano. ¿A qué obedece esta vuelta a tu instrumento principal? ¿Tuviste un proceso para reacostumbrarte o nunca habías dejado de practicar?
Jamás practico, nunca practiqué, sólo en los ensayos... Lo empecé a tocar tímidamente, finalmente me terminé de ajustar en dos días... A último momento elijo qué instrumento voy a tocar, y siempre viajo con un pianista muy bueno...

Se te escuchó muy libre en el piano con respecto a tus partes. (Por ejemplo, en Villa María, todo lo que hiciste en "Los aviones".) ¿Eso es producto de los ensayos y cierta organización del show o son intervenciones espontáneas que aparecen -o no- en los conciertos?
"Los aviones" es especial para tocarla así, con libertad e improvisación... Los chicos tocan jazz y me gusta darle unos aires a "Los aviones"... Tiene suficiente pausa como para ensuciarla.

Tenés el piano eléctrico (Roland V Piano) y otro que me pareció un Wurlitzer pero no alcancé a verlo bien. ¿Qué es?
Es un Wurlitzer color té con leche, muy difícil de encontrar. Es como el que llevaban los Faces hace 40 años... Lo enchufo en un Vox.

Germán Wiedemer acertó en incluir en su set un Hammond auténtico con el correspondiente Leslie. ¿Decisión de Wiedemer o tuya?
Insistí en llevarlo al ensayo y Germán lo está gozando. Tengo dos, uno más grande está en España, este es el modelo que toca Billy Preston en "Let It Be"... Está modificado para viajar. Apreciamos viajar con dos teclados de verdad, instrumentos... Y el Roland Piano, que es un Cadillac.

Escuché a Sergio Verdinelli como una suerte de síntesis entre Pomo y el Niño Bruno. ¿Cómo lo escuchás vos?
Buenísima definición, y tiene cosas que nadie más tiene: inventa, es muy original y tiene mucha conciencia musical linda. Me encanta tenerlo como compañero.

Andrés con su clásica Telecaster Toro, junto a Comotto y -semitapado- Mariano Domínguez.
Andrés con su clásica Telecaster Toro, junto a Comotto y -semitapado- Mariano Domínguez.

Además de ser el último batero de Spinetta, Verdinelli es un "músico de músicos", tal como lo presentaste en Villa María. ¿Conocés sus discos? Se me ocurre que puede ser un aliado tuyo para grabar música atonal, free, lejos del formato canción que varias veces mencionaste como parte de tus escuchas cotidianas (solías nombrar a Sun Ra).
Me encanta el rollo Sun Ra, pero los chicos tocan con el pianista (Hernán) Jacinto, que es uno de los mejores del mundo... No puedo tocar jazz, pero me gustaría mucho embarcarme en un proyecto que involucre otra cosa que no sean mis canciones, lógicamente.

El Palacio de las Flores no tuvo presentación oficial y sus temas casi que no sonaron en vivo. En Villa María tocaste dos canciones ("Mi bandera" y "Patas de rana", ésta en plan Tom Waits) que si bien fueron bien recibidas por el público (y la audiencia escuchó con atención tu relato sobre la importancia de Nebbia y Melopea, por ejemplo, en los últimos años de carrera de Roberto Goyeneche) no despertaron la euforia de otros temas de tu repertorio. ¿Cómo explicás el bajo perfil que tuvo ese álbum?
Me gustaría haber presentado el disco como un dúo con Litto; pero Litto pensó que tenia que ser un disco solista mío. Tampoco queremos hacer un concierto 100% tribunero... Apreciamos mucho la riqueza armónica que le puso Nebbia al EPDLF.

Sorprende la constante renovación de tu público. No sólo es probable que muchos no conozcan a Los Rodríguez sino que tal vez ni noticias de Los Abuelos de la Nada o, más probablemente, Nadie sale vivo de aqui´. ¿Alguna explicación para este fenómeno?
Sigo poniendo la piel en cada ensayo, en el estudio perdí instinto pirómano; ¡las grabaciones obsesivas me costaron muy caras! También me doy cuenta que nuestro respetable tiene siempre la misma edad... No cumplen años... Yo tampoco.

Hace pocos días me encontré con el segundo LP de Huerque Mapu (Volumen II, 1974). Allí hay una versión de "Adagio en mi país" de Zitarrosa e incluso las liner notes del disco son suyas (allí dice que tu hermana Hebe, integrante del grupo, estaba embarazada durante la grabación del álbum). ¿Fue en ese disco que descubriste "Adagio en mi país", que versionarías casi 30 años más tarde?
Seguro, jamás me olvidé de esa versión barítono, que cantaba Tacún Lazarte. Hace unos años nos encontramos en Madrid... en una pizzería.

"Tenemos que hacerlo cada vez mejor para que tenga sentido, gustar y gustarse, y que haya 'duende'..."
"Tenemos que hacerlo cada vez mejor para que tenga sentido, gustar y gustarse, y que haya 'duende'..."

Germán Wiedemer

"Hacer una gira con un Hammond es un lujo"

¿Cómo se dio tu ingreso a la banda de Andrés?
Fue por recomendación de Pepe y Osky (Bersuit) y de Cachorro López. Nunca había tocado con Andrés, mi experiencia con su música era sólo como oyente.

¿Cómo se organizan las partes de teclados con Andrés? ¿Vos tenés tus partes y él entra y sale cuando quiere?
Si, durante los ensayos nos organizamos. En general él está en el piano o en el Wurlitzer y yo en el Hammond. Cuando toma la guitarra o canta al frente, paso al piano.

Al observar tu set lo primero que salta a la vista es el hermoso Hammond con su Leslie.
Es un lujazo el Hammond. Es un órgano de Andrés, cuando me lo ofreció no lo podía creer. La verdad que tener la posibilidad de hacer los shows de la gira con el Hammond es un lujo. El órgano es un L-100 (como el que usaba Keith Emerson en The Nice, la banda previa a Emerson, Lake & Palmer), con su respectivo Leslie. Mi set de teclados se completa con un Nord Stage y con un Roland RD 300.

¿Cómo organizaron los arreglos en la dinámica del grupo?
Es una banda en la que cada uno desde su lugar hace su aporte, y en la que se trabaja en equipo. A Andrés le gusta que cada uno se exprese libremente, acompañando la canción, y eso, sin lugar a dudas, saca lo mejor de cada uno de nosotros.

¿Cómo fue la confección de la lista de temas? ¿Por qué no hay nada de la época de Los Abuelos de la Nada?
La lista original comenzó con 80 temas (de todas las épocas, incluyendo temas de Los Abuelos) que nos pasó Andrés y Guido Nisenson (ingeniero en vivo). A partir de ahí empezamos a ver cuáles les sentaban mejor a la banda, hasta que llegamos a unas 40 canciones que son las que se van alternando en los shows, ya que en cada concierto tocamos alrededor de 30.

Hay temas que son tocados por primera vez en vivo, el caso de "Patas de rana", "Mi bandera", "Mal en mi" o "Lo que no existe más". ¿Quién propuso esos temas?
Son temas que estaban en la lista de los 80 originales, se grabaron y nunca más se tocaron. Los ensayamos y todos coincidimos en que iban a entrar a la lista de titulares.

Un comentario sobre el resto de tus compañeros de banda, una suerte de dream team del rock argentino de la última década.
La verdad que es un equipazo. Julián y Baltasar son dos guitarristas tremendos, con personalidades diferentes y bien marcadas: Julián con el country-blues y Balta con su power rock. Los dos se complementan a la perfección. Mariano es un bajista con un buen gusto insuperable, sin olvidarnos de lo bien que canta. Y Sergio es un "animal" de la batería. Un gran equipo en manos de un mejor comandante y compañero: Andrés.

Te recomendamos

2019 Recorplay Música. Todos los derechos reservados.